Seguidores

Google+ Followers

lunes, 21 de abril de 2014

CALANDA. VIERNES SANTO.

Asistir a la Tamborrada del Viernes Santo en el pueblo turolense de Calanda es una experiencia que cualquier ser sensible deberia vivir al menos una vez en la vida, independientemente de las creencias de cada uno. Intentar fotografiar una tamborrada puede resultar tan absurdo como fotografiar una mascletá o las Cuatro Estaciones de Vivaldi. Pero resistirse a ello no entra en los planes de cualquier fotografo pese a haberlo intentado ya otros años con parecidos resultados. Este es mi trabajo de este año.




Si bien nunca suelo realizar ni mucho menos subir a este blog videos mios, en este caso os he traido los primeros momentos de esta catarsis colectiva para que vivais en la medida de lo posible una pincelada de los primeros segundos. La calidad es pesima, no os creais.




20 comentarios:

  1. Muy buen trabajo de esta espectacular fiesta que se montan en Calanda. Impresionante tus fotos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luis. Me alegra si te han gustado. Siempre salgo de alli con una cierta desilusión por los resultados. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Lo has definido muy bien, una catarsis colectiva, todo el mundo se embriaga del estruendo de los tambores.
    Siempre he estado con ganas de ir algún año a verla porque tiene que ser impactante cuando va uno la primera vez. Un festival de colores y de sonido.
    Me hago una pregunta. ¿que es más bonito lo que se ve o lo que se oye?
    Bonito reportaje David.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se puede desvincular lo uno de lo otro, Faustino, de ahi que siempre quede uno un poco desilusionado con el resultado de sus fotos. Si tienes ocasión, no lo dudes, no te defraudara. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Unes imatges extraordinàries.
    Malgrat el gran respecte que els hi tinc, mai m'ha agradat la setmana santa, tot i que les tamborrades del baix Aragó em semblen impressionants i espectaculars, molt diferents al que es habitual.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre separo religión de folkclore, para mi es esto segundo. La religión se la dejo para quien crea. Impresionant, Josep. Una abraçada.

      Eliminar
  5. Creo que has hecho un gran trabajo. En especial me gusta la segunda, con esa desaturado que deja en color únicamente los restos de sangre de la mano del cofrade.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, An. Me alegra si te gusta. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. David un lugar pendiente de visitar....gracias por enseñárnoslo.Un saludo....)))
    http://visual-anjespinosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón en que es difícil de fotografiar el sonido, pero en la tercera fotografía hay una serie de elementos que contribuyen, a mi juicio, a captar la esencia del acto tales como, la mano sobre el parche del tambor, la maza o porra en alto y, especialmente, la mirada del niño, significativa donde las haya. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu analisis, Miguel. Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  8. Gran reportaje, y además aderezado con el sonido de ese pequeño video.
    Gracias por compartirlo.
    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por visitarme. Un abrazo, Emiliano.

      Eliminar
  9. Magnífico trabajo!
    De verdad, qué impresiona!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Deu ser una experiencia molt guapa! M'ho apunto per una propera sortida de l'any que be,les teves imatges ho diuen tot.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te queda lejos, Jordi. Puedes planteartelo. Una abraçada.

      Eliminar
  11. Impresiona David. Es fervor y espectáculo al mismo tiempo!!
    Guapas fotos.
    Un beso

    ResponderEliminar