Seguidores

Google+ Followers

domingo, 24 de noviembre de 2013

EL FUTURO.


21 comentarios:

  1. Entrañable y espléndida fotografía!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. El futuro entre rejas !!!
    Seguramente tengas mucha razón, sin embargo espero que no sea así, y que aunque la ventana esté cerrada, la puerta estará abierta.
    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
  4. Ojalá que ellos logren romper esas rejas que les condicionan. Solo en su potencial podemos tener fe.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Con esa juventud tienen tiempo de romper esas rejas....linda toma David.Un saludo amigo desde Almería.-
    http://visual-anjespinosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Podría hablarte de las texturas de esas rejas, pero no lo haré porque me han podido esas miradas entre ausentes y escépticas y esos mocos colgando de la nariz. No quisiera ser yo el destinatario de esas miradas o la pesadilla de esas mentes pero tengo la impresión, al ver la foto, de que tampoco yo estoy libre de culpa. No, no creo que venzan a esas rejas; esas rejas son eternas. Al menos se tienen el uno al otro. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos somos un poco culpables, aunque sea por inacción. Un abrazo, Miguel.

      Eliminar
  7. Esperem que el seu futur sigui millor que el seu present, que sembla una mica engabiat!.
    Una imatge magnífica David.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esperança no es perd. Una abraçada, Josep.

      Eliminar
  8. A great example of social photography David!

    All the best from the Netherlands,
    dzjiedzjee.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Espero que desaparazca esa reja y se presente un buen futuro, que de momento está muy crudo:((
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada dia mas crudo, Laura. Esto pinta mal. Un beso, guapa.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. La verdad es que los niños estaban tan felices, allí comiendo en el suelo. Pero es cierto que nos transmite una cierta tristeza. Tal vez deberiamos revisar nuestros prejuicios.

      Eliminar