Seguidores

Google+ Followers

martes, 16 de julio de 2013

GABINETE DE CURIOSIDADES.

Siempre que viajamos procuramos salirnos de las rutas trilladas y buscar algun lugar que nos ofrezca alguna posibilidad de sorpresa. En esta ocasión, y siguiendo nuestro instinto y algo de suerte dimos en medio de la campiña pisana con este Monasterio Cartujo de Certosa di Pisa. El actual edificio de estilo barroco es del siglo XVIII, y en el se encuentra el Museo di Storia Naturale de la Universidad de Pisa. Lo que buscabamos era su Cuarto de Maravillas o Gabinete de Curiosidades. Para quien no lo sepa se trata de los precursores de los museos y se pusieron de moda en los siglos XVI y XVII. Y eran recopilaciones de cosas curiosas que servian basicamente para sorprender a las visitas aunque su función fuera el estudio y el coleccionismo.





Una testa umana pietrificata sopra la quale e nata una branchetta di corallo. Asi aparece en un inventario de 1626, esta calavera que años antes encontro un pescador de Arassi. Es una de las piezas reina de la colección, aunque el coral rojo se le añadio mas tarde.

14 comentarios:

  1. Italia tiene muchísimo más de lo típicamente visitable. En ese sentido es un país con un gran patrimonio cultural que, en muchos aspectos, ha sido cuna de nuestro tiempo contemporáneo (ciencia, música, pintura,... ni que decir tiene del derecho romano).

    podi-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, necesitariamos mas de una vida en poder ver cada una de las maravillas que este pais esconde.

      Eliminar
  2. Un edificio de una belleza extraordinaria y por lo que cuentas con unos contenidos realmente interesantes.
    Una abraçada David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sentimos no poder haber visitado la cartuja por problemas de horario, seguro que hubiera sido interesante. Una abraçada.

      Eliminar
  3. Pues fue todo un hallazgo David, las fotografías de los objetos son auténticas, con ese aire kich que sugiere el procesado.
    Me gusta mucho
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, suelen ser colecciones (las pocas que han sobrevivido) con mucha truculencia, recuerdan a las reliquias de las iglesias, son mas encantadoras que reales, pero en esa dudosa autenticidad radica su encanto.Un abrazo, Angel.

      Eliminar
  4. Que buena perspectiva tiene la primera.
    Extrañas cosas coleccionaban.Interesante ese gabinete:))
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sangre de dragón, cuernos de unicornio o restos de sirenas eran frecuentes en estas colecciones. Ese es su encanto. Un beso, Laura.

      Eliminar
  5. Son unes bones troballes amic!
    M'agrada el vostre viatge, estic amb vosaltres...aquesta és la sensació que tinc quan vinc al bloc.
    Crec que sou especials per a tot: viatjar, la manera de vore la vida i mantindre el gust per descobrir realment el que és saber d'un poble realment.
    Són fotos que mai es veuen, novetats que agraeixc infinitament.
    Abraçades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracies Remei. La verdad es que somos un poco asi, no nos apuntamos a las largas colas (cuando no es imprescindible), siempre preferimos la calle de atras. Y observar. Y perdernos (eso Josep lo lleva peor, ja, ja).Abraçades, bonica.

      Eliminar
  6. Estupendo reportaje y sobre todo curioso y bien planteado. Algunas de las fotografías me han recordado diapositivas antiguas. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber podido traeros estas curiosidades. Para mi son apasionantes. Un abrazo, Miguel.

      Eliminar
  7. Donde no os metereis vosotros!!!
    Gracias por descubrirnos estos rincones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja, mira quien habla. Pues no hemos pateado tu y yo...

      Eliminar