Seguidores

Google+ Followers

miércoles, 1 de mayo de 2013

RINCONES OLVIDADOS.






23 comentarios:

  1. I really love this series David. Beautiful work!

    Kind greetings from the Netherlands,
    DzjieDzjee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks Gert. Try witness ethnological heritage that is being lost irretrievably, I'm glad you like it. A hug.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Vaya colección!, realmente impresionante, como dominas este tipo de fotografias. Me gustan todas, peró la cuarta en concreto me parece sensacional.
    Una abraçada David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que es mi tema. Disfruto buscando esos lugares. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Federico de Mairena1 de mayo de 2013, 16:10

    Esta mañana, David, de regreso de Cádiz, le echaba yo un vistazo a la Alberca de Trujillo. Y la encontré un poco deslucida, tal era la capa de algas verdosas que cubrían la superficie del agua. Algunos burbujeos y pequeñas ondulaciones me hicieron pensar que bajo la superficie -y pese a todo- resistía algún pez con vida.
    La Plaza Mayor estaba tomada por los tenderetes de una feria de quesos y daba pena verla. En San Martín, justo encima, tocaban a muerto... Tomé un pitarra flojo y, después rocé un retrovisor al pasar bajo el arco de una callejuela del arrabal. Y hacía frío. Y era Primero de Mayo y oía en la radio que unos "miles" de personas se manifestaban por las calles de España. Unos miles, señor.
    Menos mal que crucé Monfragüe bajo un tímido sol y que me paré en el mirador de las aves, atestado de guiris con potentes teleobjetivos. Vi dos cigueñas negras, una pareja de alimoches y una nube de buitres que volaban muy alto.
    En Salamanca pasé a saludar a Torrente Ballester, que sigue sentado -en efigie de bronce- en el Novelty, en una mesa cerca de la puerta.
    El lunes me nevó estando en Grazalema; llovía a mares cuando bajé a Ubrique. Para colmo, me oscureció antes de llegar a Jerez y me perdí en la endiablada trama urbana de la, por otra parte, bella ciudad, hasta que di con el hotel. En el salón, traté de usar el ordenador, pero estaba fuera de servicio... Pero el sábado y el domingo disfruté del sol en los pueblos de la Bahía: Sanlúcar, Chipiona, Rota, mi Cái... Y de unos finos (pocos, que la responsabilidad y los picoletos obligan un tanto).
    Y Sevilla, con colas kilométricas para visitar la Catedral y los Alcázares. Y el barrio de Santa Cruz, bullicioso y colorista como siempre.
    No te hago el pormenor, camarada David, ya no te aburro. Sólo decirte que con sol aniquilante o con la dulce primavera (?), esta bendita tierra de hermosas gentes, de hermosas hablas, de hermosos pueblos, de vinos como llaves del corazón..., me tienen cautivaíto el mío. Y ya pienso en la próxima escapada. Pero hoy sufro pensando que unos "miles" de españoles se han echado a la calle. Unos miles. Esperemos que sean cosas de los papeles del Señorito. Digooo...
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo, Federico, que Andalucia te ha hecho perder el sentio. Y no es pa menos.Toda esa zona de la que hablas me queda por descubrir y no veo el momento. Piensa en las buenas etapas del viaje y olvida las menos buenas. Estoy de acuerdo contigo en que la plaza de Trujillo esta mal aprovechada. Ocurre con muchas grandes plazas, en eso es España rica, aunque cada vez son mas las que ganan terreno para el paseante.Y lo del 1 de Mayo, que quieres que te diga, la gente estamos cansados, hastiados sería la palabra. Ahora a volver a la realidad. Un abrazo, compañero.

      Eliminar
    2. Creo que tienes razón, David: la escasa concurrencia a las manifestaciones del Primero de Mayo puede que tengan otra lectura. Es cierto que, a veces, los sindicatos parecen mendicantes (ahora claman por un "pacto entre todos", como si los intereses de las partes fuesen conciliables).
      No saques la impresión de que se me ha torcido el viaje: gocé lo mío.
      Y tus obras fotográficas son espléndidas, compañero. El verdadero artista hace que veamos de modo distinto lo cotidiano. Soy del gremio, aunque no de la fotografía, y sé apreciar el valor de las cosas bellas.
      Abrazos, amigo.

      Eliminar
    3. A uno le gustaria poder decir que hay algun grupo, ya sea partido o sindicato lo suficientemente limpio para poder darle su apoyo, pero en los ultimos tiempos raro es el dia en que no te llevas alguna desilusión añadida. Ayer la de IU de Navarra llevandoselo crudo en dietas inventadas y su partido justificandolo. Y asi un dia y otro y uno ya no sabe a donde mirar. Gracias por los alagos inmerecidos y cuentame eso de que eres del gremio. Un abrazo.

      Eliminar
    4. Pintura, grabado, dibujo, libro de artista..., pero no vivo de ello. Las artes son mi patria: falta por ver si soy un buen patriota. Importa poco. Pero no concibo la vida sin el arte.
      Salud.

      Eliminar
    5. ¿Y no has pensado nunca compartirlo en un blog?. Seria un regalo para los que como tu, tampoco concibimos la vida sin el arte. Abrazos.

      Eliminar
    6. Ay, tonta de mí, me perdí está gustosa charleta en su momento. Un poco tarde me hermano con vosotros, amigos míos, suscribo lo suscribible, adoro lo que adorais y deploro lo que aborreceis, de manera que, encantada de teneros cerca, os mando mi cariño.

      Eliminar
    7. Nunca es tarde, Sol, siempre nos es grato tenerte por aqui y lo bueno de estas charlas es que no tienen limite de tiempo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Magníficas! Es una serie soberbia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Balamgo. Me alegra que te guste. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Y tan olvidados, que el paso del tiempo, sin nadie lo remedia, terminará por hacerlos desaparecer.

    Fotográficamente esta serie es una maravilla.

    Un beso.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre quiero pensar que por lo menos dejo un testimonio de algo que desaparecera sin remision. Gracias, amigo.

      Eliminar
  7. David, viendo estas fotos, he caído en la cuenta de lo que desde el principio de mi paseo por tu casa me viene rondando y a lo que hasta hoy no he sido capaz de definir, de poner nombre.
    Mi buen amigo, tienes la facultad y la virtud de "calentar las fotos" con tu modo de editarlas, con la manera en que eliges aquello que introducir en el encuadre. Logras que uno se sienta siempre en paz con lo que ve.
    Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre gracias, Luis. Te todo lo que me han dicho desde que tengo el blog es lo que mas me ha gustado. Lo de la paz me ha llegado hondo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Hola David. Independientemente de que las fotografías son magníficas, me producen una cierta sensación de amargura al ver como las vidas que un día animaron esos lugares poco a poco han ido desapareciendo y ya no queda de ellas más que el recuerdo que tu nos trasladas. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  9. Esa misma sensación me invade a mi cada vez que me encuentro con estos habitats que algun dia fueron.Gracias por tus comentarios amables, Miguel.

    ResponderEliminar
  10. La belleza está en cualquier lugar, sólo hay que saber mirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Javier. Gracias por el comentario, amigo.

      Eliminar