Seguidores

Google+ Followers

martes, 28 de mayo de 2013

REUS MODERNISTA.

Un joven Gaudi juega a las canicas en la calle donde nacio y vivio su niñez.





Esta foto se la dedico a Federico y Sol.

27 comentarios:

  1. Vayamos imagen por imagen. La primera con ese joven Gaudí me parece una locura por el encuadre y por como has logrado esos tonos en el bronce.
    En la segunda se descubre un juego interesante, muy interesante entre la careta del maniquí y el reflejo de esa cara que asoma su curiosidad al escaparate.
    La tercera es un desenfoque increíble con un silueta recortada sobre un bokeh de lujo.
    La cuarta y la quinta tienes esa fuerza del b&n majestuoso al que nos tienes acostumbrado. En una se respira la tranquilidad de quien se asoma ala eternidad y observa y en la otra el barroco que dibujan los hierros forjados y la luz de la piedra.
    De la última me gusta como te has asomado al interior para mostrarnos aquellas otras ventanas escondidas.
    Un trabajo precioso amigo David.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, mil gracias Luis, por tomarte por mi tanta molestia. No sabes cuanto te lo agradezco, amigo. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias, David, pero al dedicarnos esa foto nos haces un pequeño chantaje: somos educados y nunca desairamos a quien nos obsequia; aunque fuese un horrible jarrón de Manises, tirada especial para guiris minnesoteños. En este caso, ¿cómo íbamos a desmerecer un regalo tan sincero? O a lo mejor no es tan sincero y sencillamente quieres que mordamos el polvo ante la evidencia de tal belleza...
    Pero en serio: es un hermoso balcón. Pero no quita para que insista en mi percepción de que es excesivamente dependiente del gótico-renacentista (fíjate en los dos medallones). Pero también es cierto que -visto ahora con mayor cercanía y detalle- se distingue ya el lenguaje propiamente modernista: las guirnaldas del tobillo de las columnas (qué bonita me ha quedado la frase, ¿verdad?); la cornisa con sus motivos vegetales (aquí evoco el estilo manuelino portugués); los motivos florales de la balaustrada... Y qué decir de las vidrieras policromas, tan inseparables del estilo.
    No quiero que se crea que no amo el gótico. Para desengañar a quien lo pudiera pensar, podría yo hacer un copia-pega y mostraros algo que escribí (por cierto que fue a las prensas) referido a la construcción imaginaria de una catedral gótica. El trabajo iba acompañado de un grabado, también mio, y tenía una extraña particularidad: se trataba de un proyecto de un rey enloquecido, que trataba de erigir una catedral...invertida. Eso digo: empezada a construir con la aguja clavada en el terreno.
    Es un poco largo y no encuentro propio reventarte el blog con el parto de la criatura.
    Bueno, David (y parentela), empiezo a preocuparme por la longitud (a falta de profundidad) de mis paliques. Disculpas, si hubiera menester.
    Abrazo y mucha salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, Fede, un poco envenenado si que era el regalo, me gusta jugar a ser un poco malote (solo un poco). Pero sabia que cuando la vieras de mas cerca cambiarias de opinión. Yo no entiendo de arte, pero creo que es una bella casa aunque para mi gusto los "pollos" sacan demasiado la cabeza en los medallones. No me revientas el blog con tus largos comentarios, antes al contrario, lo enriqueceis con humor y erudición a partes iguales lo cual es un lujo. Insisto en que deberias tener tu propio blog y mostrarnos todo eso que haces. Salud, amigo.

      Eliminar
    2. Pues a mi me gusta... Gracias, David, me chiflan los regalos, aunque sean virtuales. Este Federico amigo nuestro es un pejigueras tiquismiquis. ¿Qué más dará si es puro modernismo, neogótico o el capricho de un arquitecto diletante que pasaba por allí? Regálame más fotos, y pasa de Federico que es un desagradecido. Muchos muchos besos

      Eliminar
    3. Ja, ja, un poco tiquismiquis si, pero esta bien ser un poco critico. En dosis moderadas todos los vicios son buenos. Me alegra que te haya gustado el regalo, me ha salido barato pero esta hecho con cariño. Muchos besos, guapa.

      Eliminar
    4. ¿Tenía o no razón, David, cuando me quejaba de los desdenes de esta dama? Si es que no me puede ver...
      Claro, es una mujer cultivada (además de hermosa), asidua de los cenáculos matritenses de gente fisna, de la que toma la copa en el exterior de las salas de exposiciones (aunque haga bajo cero y la galería esté medio vacía), y que chamullan un slang cursilón y -en el fondo- ignorantillo. Y uno, claro, devoto de Alexander von Humboldt y de los aristócratas ilustrados del XIX, pero con los modales de Clark Gabel en "Mogambo" y el corazón de Rosa Lusemburg, pues que quedo por maniático y pejimiquis, cáustico, exigente y esmeril.
      Puede que me escape este finde hasta Galicia; a la ultima ría de las Rías Bajas, la más humilde pero la más interesante (para mí, que soy muy mío...y de ustedes, compañeros): la de la desembocadura del Miño, en A Guarda. De lograrlo, pasaré el río en la barcaza que cruza desde esta villa gallega hasta Caminha, en la costa portuguesa. Y "bajaré" lo que el tiempo me permita. En realidad conozco aquello como la palma de la mano.
      Si estos proyectos resquemaran en la epidermis de porcelana de alguna dama, que no crea que es burda ostentación de quien lo cuenta: unos litros de gasóleo, un chubasquero, el cepillo de dientes y la tierna compañía no son cosas que el parné condicione: están al alcance de cualquier menesteroso... de lo que yo busco.
      Salud.

      Eliminar
    5. Hummmm..., puse Gabel y Lu(s)emburg. Serán los nervios del viaje.

      Eliminar
    6. Amigo anonimo, mas quisiera yo que poder orientarle en la ardua tarea de hacerse corresponder por una dama de exquisitos gustos, pero no estoy ducho en esos menesteres, es la mujer un ser harto complejo ante el que me siento perdido. Y entendera usted conociendo mi condición que no soy la persona mas indicada en estas materias. Si es usted afortunado y consigue llegar a su Itaca, ruegue que el camino sea largo y venturoso. Ya nos contara a la vuelta. Salud.

      Eliminar
    7. Jajajaja. Don Federico, en lo único que ha acertado es que soy bastante ignorantilla, por no decir completamente iletrada. Pensará que exagero, pero, como en el caso de las palomas mensajeras, le juro que no "ensajero" nada. En lo demás, yerra usted. No soy asidua a cenáculos, ni me siento en las terrazas de las galerías, fundamentalmente porque no existen, ya que yo adoro las terrazas. Y difícilmente puedo chamullar un slang cursilón, como no sea a mi propio oído, pues gusto de la soledad. Querido mío, os veo perdido. Espero que las dulces tierras galaico-portuguesas os devuelvan el tino. Pero os envío besos y cariños para el viaje. Y a Don Ulises, más.

      Eliminar
    8. Claro que no hay terrazas en las galerías de arte... La gente permanece de pie en actitud mayormente pijostática, haciendo tilín con los cubitos y...

      Eliminar
  3. Unas imagenes sensacionales. No se como lo haces pero te superas a diario. Un trabajo excelente.
    Una abraçada David

    ResponderEliminar
  4. Joder David en mi pueblo jugábamos a las canicas pero ahí juegan a lo grande....Bonita fotografía.Un saludo amigo.-
    http://visual-anjespinosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. M'agrada...molt...
    Però la tercera foto m'ha fet tremolar...quin plaer de foto!
    Espectacular!
    Besos amic.

    ResponderEliminar
  6. Ostras...se me fue el santo al cielo, escribí en catalán...espero que lo entiendas...o te lo traduzco?
    Que me encantan todas...pero que la tercera me ha hecho temblar...
    :)
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, Remei, que soc de Castelló. Cap problema. Yo no lo utilizo para escribir por miedo a las faltas, pero lo hablo desde que naci. Me alegra que te gusten. Un beso, guapa.

      Eliminar
    2. Aleshores et puc escriure al blog com sent la veu al meu cap? Ostras que guai!
      Tu escriu com et vinga de gust amic, besos!

      Eliminar
  7. Los detalles son siempre muy importantes en fotografía. Espléndidas imagenes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, Balamgo, fotografiar el edificio entero no dejaria de ser hacer postales. Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  8. Independientemente del magnífico encuadre de la primera fotografía, esta serie tiene un gran valor en tanto que has sabido captar maravillosamente la esencia del modernismo y plasmarla de una manera artística inmejorable. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sus amables comentarios don Miguel. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Muy buen reportaje con unos encuadres muy interesantes.
    Enhorabuena por el trabajo realizado, David.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Emiliano por tus amables palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar