Seguidores

Google+ Followers

lunes, 22 de abril de 2013

LA HUELLA DE LA INTOLERANCIA.

Cuando paseo por los pueblos, siempre juego a imaginar que haria si pudiera reformar una casa antigua, busco la que mas me gusta e imagino que es mia y que tengo dinero, claro. Hace años, paseando por Sant Joan de Moro, un pueblo joven que hasta hace unos años era una pedania de Vilafames me pare ante la casa que aqui os muestro. Me llamó la atención que en una zona centrica y en una epoca de expansión como la que vivía el pueblo, esa casa se mantuviera en ese estado de abandono. Metido como estaba en mis proyectos y ensoñaciones, reparé en algo que no se veia a simple vista. En la fachada principal, junto a la esquina se apreciaba la sombra de un antiguo graffiti. Si se fuerza un poco la vista aun se podía leer "Casa de un rojo". Uno que es persona sensible no pudo dejar de pensar que triste historia nos contaria esta casa si rascaramos un poco. Que nos contara porque llevaba tanto tiempo vacia, o que sentirian los vecinos que durante años pasaron cada dia frente a ella y vieron ese letrero sin tener huevos de borrarlo y con él borrar la ignominia a la que se sometio a un vecino, probablemente a un familiar, a un amigo. El otro dia pasee de nuevo por el pueblo y fui a buscarla pensando que en su lugar encontraria una sucursal bancaria, pero no, ahi sigue testaruda, recordando a sus vecinos nuevos y viejos que en ella vivio un rojo hasta que alguien decidio que no tenia derecho.
Orificios de lo que parecen ser disparos.


"CASA DE UN ROJO"

12 comentarios:

  1. Hay cosas que nos parecen increibles. Cuando se habla de lo que se hizo en los años previos a la segunda guerra mundial en Alemania, marcando a la gente por razones politicas, etnicas, religiosas o sexuales se olvida de lo que pasó aquí hace menos de 70 u 80 años. Y algunos de "esos" pretenden darnos lecciones de democrácia o comparar a los que luchan por la justicia social, con los nazis.
    Una excelente imagen cargada de história.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia se repite, Josep. No los perdamos de vista.

      Eliminar
  2. Al ver esta fotografía, David, un torrente de recuerdos me han vuelto a sacudir.....recuerdos e historias contadas por mi madre, en un pueblo de Castelló, la guerra civil, su infancia, la intolerancia, la falsa religiosidad.....

    Se nos dice que nosotros hemos de perdonar y olvidar...mientras que ellos, ni una cosa ni otra.....
    Yo no perdono, ni mucho menos olvido.

    Bona Diada de Sant Jordi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que escuchar mas a nuestros mayores porque son nuestra memoria y la estamos perdiendo. Se pone dificil perdonar, olvidar nunca. Bona Diada Flo.

      Eliminar
  3. Alemania es culpable. Si existiese en el mundo un atisbo de justicia estaría aún revolcándose entre escombros de una guerra que ella misma provocó. Sin embargo, chantajea y extorsiona a sus antiguas víctimas y un país como Grecia, en la que masacró a varios cientos de miles de personas, ve hoy cómo la odiosa bota teutona le vuelve a pisar la yugular.
    Si fuésemos un pueblo entero, un pueblo con la dignidad bien engrasada y nos acogiéramos a una verdadera democracia..., nos negaríamos a devolver a los bancos alemanes las deudas de rapiñas de las que, como pueblo, no somos culpables. Sí lo son ellos del bombardeo e Guernika, de que el nazi-fascismo nos haya doblegado en una guerra desigual, del horror de la represión franquista, del asesinato de Federico, de que hayan amputado la libertad de tantos años de nuestras vidas, de que nos veamos aún aherrojados por los herederos de sus cómplices...
    No hay que pagar: Alemania es culpable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alemania es culpable, si, pero no hay que buscar tan lejos, Fede, aqui vamos sobrados de culpables. Y ultimamente les estamos poniendo nombres, algo es algo. A falta de justicia...

      Eliminar
  4. Caramba, lo que tenía que decir lo han dicho magnificamente los compañeros. Sólo meditar en que aquella infamia que fue la rebelión fascista todavía hoy nos marca. Lo peor es que España pertenece a esos pueblos malditos que se niegan a conocer su historia y están, pues, condenados a repetirla. Y me temo que pronto, muy pronto.
    Un abrazo casi de oso por tu exquisita sensibilidad y tacto al tratar esta magnífica entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro abrazo grande para ti Joaquin, de sensible a sensible.

      Eliminar
  5. Qué barbaridad, estoy sobrecogida. Es cierto que recuerda a la Alemania nazi. Por qué seguirá la casa en pie? Un gran tema para una novela. Me ha encantado tu comentario, David. Deberías animarte y acompañar tus fantásticas fotos con un poco de literatura. Tus comentarios nunca son baladíes. Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf Sol, mucho me pides, me da una pereza terrible y siempre tengo la impresión de que digo obviedades. De todos modos tomo nota y , como no, te agradezco tus palabras. Un beso.

      Eliminar
  6. De vez en cuando, David, conviene golpear en distinta cara del cajón de la basura. Si nos ocupáramos de hacerlo únicamente en la de nuestros "sons of a bich" de cercanías, correríamos el riesgo de limitar el campo de la ignominia. Porque, si es cierto que vivimos en un mundo "globalizado", globalizada es la maldad del Sistema. Y si queremos deshacer el puzzle diabólico, debiéramos conocer -y ocuparnos- de cada una de las piezas. Y, o así lo entiendo yo, el contencioso con Alemania no es la de menor importancia.
    Procuraré que estos días en el sur aflojen un poco esta presión psicológica que siento ante tanto desastre.
    Disculpa estas expansiones mías: al fin y al cabo soy un desconocido en esta plaza.
    Un abrazo, colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Fede. No te la quito, y no hay nada que disculpar, faltaria mas. Este es un espacio abierto a la opinión desde el respeto y no me eres mas desconocido que yo lo soy para ti o cualquier otro que por aqui pasa. Desde que entras aqui ya eres uno mas, otro amigo. Relajate en el sur y disfruta de lo bueno que la vida te depara. Un fuerte abrazo.

      Eliminar