Seguidores

Google+ Followers

domingo, 6 de septiembre de 2015

EL PAVO. 2.


24 comentarios:

  1. Hola, David. Es mucho y bueno lo que llevas publicado, pero, para mi esta es la foto más "bonita" que he visto en mucho tiempo. esos tonos casi dorados de la arboleda, el arco y de el ave, hacen que sea, una obra maestra.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco tuvimos que poner de nuestra parte, amigo Manuel. Los dioses de la belleza se aliaron esa mañana en aquel parque de Evora. Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  2. It's easy to be beautiful
    when you've got tail feathers
    like that!

    ResponderEliminar
  3. GUAU ! !
    Menudo posadero ha elegido ese pavo real !!!
    Enhorabuena, David.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Parece que todo el entorno vaya acorde para reforzar la belleza del propio animal

    Abrazos fuertes!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Javi, parece que se aliaron para regalarnos esta bella estampa.

      Eliminar
  5. Imponente el pavo real que de tal manera está integrado en el entorno, que parece una continuidad del arco.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Impressionant tant l'escena com el treball de processat.
    Una abraçada David

    ResponderEliminar
  7. Ya cuando tuve una primera aproximación a través de G+ me pareció de una excepcional belleza. Un gran trabajo de composición y edición.-
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Art decó 1920.. No digo mas.. Un abrazo David :)

    ResponderEliminar
  9. Precioso...David...precioso..
    De una majestuosidad impresionante.

    Petons del Florestán

    ResponderEliminar
  10. He de felicitarte por tan magistral imagen. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, amigo Amadeo. Siempre un placer saludarte.

      Eliminar
  11. Que bien se integra el pavo en el entorno, David, y preciosa fotografía con esos tonos y colores!
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Molt bones les dues imatges, pero posats em quedo amb l'elegància d'aquesta.
    Una abraçada, David.

    ResponderEliminar