Seguidores

Google+ Followers

jueves, 18 de junio de 2015

ANCLADOS EN EL TIEMPO.


12 comentarios:

  1. Només falta Dickens!
    Una forta abraçada David

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que el procesado que has utilizado, apropiado para el motivo, así nos lo hace ver pues nos traslada a épocas pasadas. Aunque luego la realidad sea otra y se trate simplemente de respeto por sus tradiciones.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo digno de admiración por otra parte. Un abrazo, Miguel.

      Eliminar
  3. Una edicion que nos lleva a otros tiempos pasados. Buen trabajo, amigo

    ResponderEliminar
  4. Sabes que este tipo de fotos me tienen enamorá... Un besazo y buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  5. Querido David; hacía tiempo que no pasaba por tu casa y hoy no lo hago para endilgaros un comentario con cierto gracejo ni para que veáis que ingenioso es el rapaz. No, hoy me ocupa algo que me tiene el corazón encogido: estoy contrito y dolorido porque mi buena amiga la poeta Sofía Serra Giraldez (que conocíais de ocasión anterior) está pasando por una amargura y una desdicha infinitas. Y pide ayuda, como un náufrago que se hunde pero que confía en que le tiendan una mano salvadora.
    El caso es que Manuel, el marido de Sofía, está en prisión desde hace unos días, por atraco a mano armada a una sucursal bancaria de Sevilla. Claro que el arma era una pistola de perdigones (estropeada) y un fingido maletín lleno de explosivos (unos folios arrugados simplemente). Y es que la adversidad más lacerante hacía tiempo que había caído sobre aquella familia sevillana. Y este hombre, desesperado, obnubilado, fuera de sí por no ser capaz de procurar el sustento para su familia y para sí obró como obró. Esta crisis que sufrimos no se limita a que nos aprieten un poco el bolsillo, que nos roben algo más que hace unos meses... En sus manifestaciones más exasperadas produce reacciones como la de Manolo: la lucha por la supervivencia, que creíamos que era cosas del pasado, regresa con sus peores arterías.
    La situación en que ha quedado Sofía es lamentable: no tiene garantizado el sustento de cada día, ni para ella ni para su hijo, que preparaba oposiciones a abogado del Estado y ahora ve cómo todo se frustra y se estropea. Los detalles de la angustiosa situación de esta familia los podréis conocer por el enlace que os facilito al final.
    Y Sofía -poeta, licenciada en Historia del Arte, maquetadora editorial, correctora de textos, excelente fotógrafo...- se ve en la necesidad de pedir que la ayudemos a salir de la negrura en que se encuentra, que suplica un trabajo por humilde que sea, que necesita la ayuda económica que algunos generosos pudieran aportarle...
    Sofía es valiente, digna, abnegada, sufrida (toda su vida ha sido una carrera de insidiosos obstáculos), culta, inteligente... Pero se ve sola e impotente ante la tragedia que se ha abatido sobre ella y sobre su familia.
    Tiene un blog, EL CUARTO CLARO (Sofía Serra) y en una emotiva entrada, describe toda la exasperante y dramática situación en que se halla..
    Te ruego, David, que des difusión a esto que te cuento y que le prestéis alguna clase de ayuda.
    Un abrazo.
    http://www.sofiaserra.com/2015/06/necesito-ayuda-urgente-por-favor.html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Fred, tengo a Sofia por amiga y lo que me cuentas me ha dejado tocado. Me pongo a ello y aprovecho para lanzarte un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. El título le viene a la imagen como anillo al dedo, o al revés, no sé si en esta ocasión fue antes la gallina o el huevo. Lo cierto y verdad es que la imagen es preciosa, tiene ese sabor a añejo que a mi tanto me gusta.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manuel, ya sabes que de gusto por lo añejo andamos los dos servidos ;))

      Eliminar