Seguidores

Google+ Followers

viernes, 25 de julio de 2014

EL CIELO SOBRE ELS PORTS.

Esta es la vista que ayer disfrutaba desde mi ventana. En el horizonte, el Port de Torremiró. Tras unos dias de desconexión, aqui andamos de nuevo.

martes, 8 de julio de 2014

SANT MARC DE SORITA.

Había leido sobre una ermita, Sant Marc, en Sorita que nunca habiamos visto. Preguntando en el pueblo nos dirigen por una pista que se pierde entre profundos barrancos. Al rato, encontramos una indicación que la situa a menos de dos kilometros. Es hora de dejar el coche y hacer el paseito. Tomamos una senda ascendente, hace calor y la humedad de la lluvia de la noche anterior hace pesada la  marcha pese a estar metidos en un bosque. La ascensión se hace cada vez mas pronunciada, la senda es una linea recta que no permite concesiones, lo que tenia que ser un agradable paseito se convierte en un suplicio para alguien cada vez mas entrado en años y en carnes. Cuando ya no quedaban mas exabruptos en mi repertorio, se abre el bosque y aparece el cielo casi al alcance de la mano.


Y alli estaba la pequeña ermita, esperandonos desde que en 1574 a algun loco se le ocurriera que este era un buen sitio.

El humilde templo presenta un aspecto impecable tras una reciente restauración y como es logico esta cerrado. La original fue destruida durante las guerras carlistas. El acceso no es apto para personas con un poco de vertigo.

La vista es espectacular cuando recuperas el resuello, pero la sorpresa viene cuando rodeamos la casa y a sus espaldas...

...los señores del lugar tienen montado su campamento. Ya os decia yo que habiamos subido mucho, tanto que los buitres volaban a nuestos pies .

La colonia esta formada por varias decenas de ejemplares, y nunca los habiamos visto tan de cerca en estado natural. Resulto una experiencia emocionante que nos compenso con creces del esfuerzo.

domingo, 6 de julio de 2014

PERDIDO EN EL DESIERTO. Y 3.

Junto a la chimenea del refectorio, en una sala que pudieran ser cocinas o despensas, se encuentra un profundo pozo con este bello brocal de piedra.

En una sala junto a la iglesia, aparecen restos de pinturas en sus paredes.

Si te fijas detenidamente, entre unos textos, aparece lo que parece una representación del La Parca ya que junto a un esqueleto que parece blandir una guadaña se distingue un reloj, una campana y otros personajes, entre ellos uno con corona.

Entre los graffiti que ensucian todo el complejo, se encuentran algunos tan antiguos como este de 1869.

1.877.

Algunos tienen un caracter desenfadado  como este, "MARCHATE MARIA, NO ESTES MUCHO AQUI QUE SI TE DESCUIDAS VENDRA EL CHIQUITIN. CALANDA 25-7-34". Otros nos cuentan los corderos que asaron durante la visita o los conejos que cazaron con mejor o peor fortuna.

Otros te estremecen como este del dia de Año Nuevo de 1937, apenas unos meses despues de iniciarse la Guerra Civil y cuando aun no podían imaginarse la que se les venía encima.

jueves, 3 de julio de 2014

PERDIDO EN EL DESIERTO. 2.

Os invito a entrar, este es el lamentable y nada poetico interior de lo que fue su iglesia.


Si hablamos de milagros, he aquí uno, el cimborrio permanece en su sitio.

Nos asomamos al claustro, hoy tomado por la vegetación.


Escaleras que ascienden a ninguna parte.

La sala del refectorio es de las pocas que se mantiene en pie. Al fondo, izquierda, su enorme chimenea. A la derecha el pulpito.

El pulpito al servicio del vandalismo.

Las cocinas.

miércoles, 2 de julio de 2014

PERDIDO EN EL DESIERTO.

Situado a bastantes kilomentros de cualquier lugar habitado, el conocido como Convento del Desierto de Calanda sigue hoy dia haciendo honor a su nombre. Cuando en 1682 los Carmelitas Descalzos lo fundarón bajo la adbocación de San Elias, buscabán un lugar apartado del mundanal ruido y a fé que lo encontrarón. Incendiado por un berrinche de los borbones en la Guerra de Sucesión  (¡Que caracter esta gente! les da igual un convento que un elefante), y mas tarde por los franceses, tuvo que ser Mendizábal el que acabára con él en 1835. Desde entonces, este enorme edificio barroco se va deshaciendo como un azucarillo sin que nadie haga nada por evitarlo.

Vista del conjunto desde el camino que llega de Torrevelilla. Nosotros accedimos desde La Ginebrosa.

La fachada principal del templo que llegó a contar con ocho altares.

Detalle de la fachada.

Este dintel sobre una de las ventanas de la cuarta planta, me hace pensar que devió ser reutilizado en una de las reconstrucciones, ya que el año es anterior al primer incendio y la inscripción es casi imposible de leer a esa altura.                                                                                       "(¿CHRISTUS?) VINCIT REGNAT IMPERAT AT .....LIBERET ET DEFENDET"

La Fuente de Santa Quiteria a pocos metros del convento y que en su dia abasteció de agua la comunidad, hoy se encuentra perdida entre la vegetación que impide su acceso pese a que pude comprovar que sigue manando.

Quienes conozcan el Convento de Carmelitas Descalzos del Desierto de Las Palmas en Castelló, observará las similitudes entre ambos edificiós, pero lo que me parece mas curioso, entre ambos parajes en los que estan enclavados pese a distar entre ellos mas de 150 kms. Piedras de formas curiosas, profusión de pequeñas cuevas y una vegetación muy similar. Algún dia os lo traigo por aqui para que veais a que me refiero.

martes, 1 de julio de 2014

PAISAJE PARA DESPUES... Y 2.

Como ya le dije a alguno en la entrada anterior, el titulo que elegí resultaba un tanto truculento. Siempre que pasaba por esta comarca del Campo de Belchite y alrededores, me quedaba observando en la lejania ese paisaje desolador lleno de ruinas. Con los antecedentes historicos de la zona uno ata cabos y llega a conclusiones precipitadas. En esta ocasión, decidi que habia que echar un vistazo mas detenido, y asi lo hicimos. Lo primero que nos llamó la atención fue los nuevos habitantes del lugar, decenas de conejos salian de todos los rincones a nuestro paso y se ocultaban en el interior de las casas. Tambien una concurrida comunidad de rapaces, milanos, alimoches, buitres, mochuelos y cernicalos (Josep me asesora).

Todas las casas a las que nos asomamos siguen un patrón similar, pequeñas viviendas con una sola puerta todas orientadas a un mismo lado lo que nos habla de la rigurosidad del clima de este desierto.

Una sala común con chimenea y bancos a los lados, enfrente un espacio que pudiera ser para encerrar pequeños animales o para dormir. Una segunda estancia para las caballerias y una planta superior.

Alguna aun se ha utilizado como pajar no hace muchos años.

Unas garras de ave nos dan la "bienvenida" en una de las casas, en otra lo hará una piel de conejo congada de la puerta.

Algo que siempre hago al entrar el una casa abandonada es observar las paredes, se aprende mucho del lugar leyendo los grafitis que aparecen en muchas de ellas. En una de estas, tenemos que agradecer a A. Palos que temporada tras temporada nos fuera dejando testimonio de su paso, y asi sabemos que estas casas estuvieron ocupadas en las decadas de los 40 y 50, despues de la guerra por tanto. Se trataba de albergues para trabajadores de temporada en el cultivo de los campos. Se toma la molestia este trabajador de informarnos de fechas, trabajos realizados y tiempo que han padecido. Os traigo algun ejemplo pero hay bastantes mas.

"Se despide tu ... en el dia 10 y esta muy contento porque vienen dos fiestas a la vez, domingo y el dia de la Virgen de ... y ademas iva haber lo que iva haber. 16-4-55." ¿Que es lo que iba a haber? nunca lo sabremos.

"El aburrimiento mas grande estando todo el dia en el mas ... 14-6-57 ... llovia mucho y ..."

"El 14 de junio un temporal...el dia 12 de mayo de 1950 llovio UN TEMPORAL"

Otros mas prosaicos tenian el trabajo como una condena. O llevaban la contabilidad. Vete a saber.