Seguidores

Google+ Followers

viernes, 23 de mayo de 2014

CAMPO DE BELCHITE



17 comentarios:

  1. Un mismo cielo en dos de sus múltiples expresiones, para degustarlo lentamente, son preciosas ambas, David.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ame, es un lugar duro pero bello en su sobriedad. Feliz fin de semana.

      Eliminar
  2. Conozco bien ese Campo. Has sabido sacarle bien todo su jugo, tanto en la del contraste de tonalidades como en la panorámica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar terrible pero bello. No viviria en el. Abrazos.

      Eliminar
  3. Que guapes,David,però m'agrada molt mes la primera pel seu joc de colors. Una abraçada i bon cap de setmana.

    ResponderEliminar
  4. M'agraden molt. La primera pel gran contrast de color i la segona per la magnífica panoràmica i la presentació rectangular.
    Una abraçada i que tingueu un bon cap de setmana

    ResponderEliminar
  5. Que lujazo de panorámica y de contrastes!!!
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Umar ibn al-Farid sintiose cansado y mandó que la caravana detuviera el paso y que -aprovechando aquel oasis que el Ebro les brindaba y que dulcificaba el rigor del desierto tan despiadado que venían cruzando desde que el sambuk que les había traído de Al- Iskandariya habiese atracado en el puerto de Bani Qasim- abrevaran los camellos y se solazaran los hombres en aquel vergel.
    Vieron cerca de allí un villorrio que llamaban Al- Escatrón. No lejos de donde estaban, canteros cristianos y alguno mudéjar levantaban, entre un bosque de andamios, los muros de un edificio de muros robustos.
    No siendo advertidos por los cristianos y -repuestos hombres y bestias de la fatiga- prosiguieron camino hacia Saraqusta, a la que llegaron en dos jornadas , bajo un sol implacable que hacía que Ibn Farid añorase el frescor de los palmerales de su Al- Qahira natal. Con las torres de la Alfagería (que Alá premie al buen Al-Muqtadir que erigió tal belleza) en lontananza, fue preparando las cartas credenciales para el rey cristiano que ahora se enseñoreaba de la antigua taifa musulmana.
    Al contemplar el formidable alcázar, Ibn Farid sintió que un escalofrío le recorría el espinazo. Pero, repuesto, hizo que el camello se arrodillara, saltó con agilidad al suelo, compuso los pliegues del manto y entró el el palacio escoltado por dos gigantescos mercenarios...

    PS.- He deducido de esta crónica del desierto de Ibn Farid que el edificio que vio que se levantaba cerca de Al-Escatrón era el monasterio cisterciense de Rueda, Creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corríjase "Alfagería" por Aljafería. El maligno tuerce a veces la mano de los fieles al Islam.
      Salam.

      Eliminar
    2. Pudiera ser, en la zona no me han sabido dar razón. Cosas de la desmemoria que aqueja a este nuestro pais.

      Aleikum salam.

      Eliminar
  7. Recuerdo un pueblecito de Albacete, plano, plano, pero plano... solamente tenía una pequeña elevación como la de la imagen de arriba, y un arbolito. Era precioso el lugar porque al subir, el poco que subías, veías los campos llanos y quedabas embobado.

    Bueno, pues al año siguiente cuando fui, habían capado la montañita y al pobre árbol con ella, para hacer en ese espacio una cancha de tenis municipal!!!!

    En fín, votemos porque lo próximo que arranquen puede ser nuestra casa.

    Besets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver si ese poco de aire freco, apenas una brisa, que ha entrado en esta cueva de ladrones, hace que alguno se ponga las pilas.

      Besets i esperança.

      Eliminar
  8. En primavera es frecuente en campos zamoranos y salmantinos encontrarse maravillas como la que nos muestras en la primera fotografía y en las que el amarillo compite con el verde y con el cielo. Luego, en verano, será el dorado de las espigas. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año, por estas tierras va a ser dificil. Esta todo agostado donde otros años habia un vergel.

      Abrazos.

      Eliminar