Seguidores

Google+ Followers

lunes, 12 de marzo de 2018

FURIA DE TITANES.


19 comentarios:

  1. El encuadre ayuda a entenderla como un desafío entre colosos. Me temo que ganarán las modernas grúas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temes bien, An. Han vuelto las grúas y no hemos aprendido nada. Abrazos.

      Eliminar
  2. Jeje, poco puede hacer, al final vencerán, siempre hay una burbuja en la que ocultarse y crecer.
    Sensacional encuadre, muy bien visto David.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Por fin un monumento en Castellón erigido a la memoria del legendario portero de la Selección Nacional de fútbol, el gran Ricardo Zamora.
    La escultura representa una magistral intervención del guardameta en el partido contra la selección de Egipto, en los Mundiales de Futbol, concretamente una parada a disparo del delantero centro egipcio Umar-ibn Fharid-abu Abdahalla.
    Felicito al Ilustre Ayuntamiento de Castelló por esa oiniciativa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mundiales de Fútbol de 1934 (Italia).

      Eliminar
    2. Ja, ja, se trata en realidad de un gigante de la mitología local, pero realizado con tan poca gracia... y no, cosa curiosa por estas tierras, no es de Ripolles.

      Eliminar
  4. Sea un guardameta o no, la mirada de tu lente nos hace ver dos colosos, ese, humano, y un monstruo de metal y hormigón . El segundo ganará :-)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Excel·lent!
    Sembla que estigui a punt ded carregar-se el món urbà.
    Una abraçada David

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja Parece como si le fuera a lanzar la piedra sobre el bloque de pisos.. Que bien vista .. Un abrazo David :)

    ResponderEliminar
  7. No se si ese monstruo sera capaz de evitar una nueva burbuja inmobiliaria... No se, no se...

    ResponderEliminar
  8. Bien vista esa composición y encuadre en lo que parece una batalla entre colosos.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  9. Es impresionante, porque además has buscado el ángulo correcto, para que las grúas parezcan los brazos de ese mastodóntico edificio.
    ¡Enhorabuena!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar